COMUNICADO COVID19 IV

¿EL REGIMEN DE VISITAS CON MENORES QUEDA SUSPENDIDO POR EL ESTADO DE ALARMA?

El Real Decreto 463/2020 de 14 de Marzo que declara el estado de alarma establece, entre otras medidas excepcionales, la restricción a la libertad de circulación de los ciudadanos, desde la noche del sábado 15 de marzo y durante un periodo de 15 días naturales, que pueden ser prorrogables.

Estamos ante una situación extraordinaria, excepcional y sin precedentes. Vamos a tratar de sugerir una respuesta razonada y motivada en derecho que nos permita concluir si el Real Decreto permite los desplazamientos para cumplir y disfrutar de un régimen de visitas contenido en una resolución judicial.

Partimos de una situación de normalidad entre los progenitores en los que ambos están interesados en mantener las visitas en el periodo de alarma. En ese contexto, consideramos que:

  1. Las medidas acordadas en las resoluciones judiciales (Autos de Medidas Provisionales o sentencias) no han sido suspendidas por el Real Decreto y, por tanto, han de ser cumplidas por las partes, salvo acuerdo en otro sentido.
  1. Entre las excepciones a la restricción de movilidad establecidas en el Real Decreto se contempla el retorno al lugar de residencia habitual, la asistencia y cuidado de menores y cualquier otra actividad de análoga naturaleza.
  1. El interés del menor es el principio de debe regir cualquier decisión a adoptar en cualquier tema de familia.
  1. Si concurren circunstancias excepcionales que enfrentan al menor a una situación de riesgo, obviamente no procedería mantener el régimen y los progenitores pueden acordar cualquier cambio de forma temporal sin necesidad de que sean aprobados judicialmente, aunque es recomendable que las establezcan por escrito. (Menores con patologías que los hagan vulnerables al coronavirus u otras)
  1. En último extremo, si no se alcanzan acuerdos en este sentido, pero alguno de los progenitores entiende que las medidas en vigor pueden suponer un riesgo para los/as menores, deberá ponerlo en conocimiento

del juzgado al amparo del art. 158 del Código Civil, solicitando medidas con el fin de apartar al menor de un peligro o evitarle perjuicios en su entorno familiar

  1. Los incumplimientos de las medidas en vigor, salvo aquellos que supongan un riesgo para los/as menores, no podrán ser ejecutados mientras dure la situación actual de estado de alarma, por cuanto no se tramitarán estos procedimientos.

En conclusión: Si las circunstancias concretas de cada familia permiten ese intercambio ( que incluso puede resultar beneficioso para los menores), entendemos que las excepciones contenidas en el artículo 7 del Real Decreto pueden amparar el cumplimiento normal de los regímenes de estancias y  visitas y por tanto, permitir circular con esa finalidad.

Ello no obstante, en un estado de alarma, la apreciación de la autoridad competente, podría ser otra y habría que acatarla; pero en principio, hay argumentos jurídicos para sostener que entre las excepciones a las limitaciones a la circulación se encuentra el cumplir con el régimen de visitas.

José Manuel Aguayo Pozo

jmaguayo@ecoleygranada.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.