COMUNICADO COVID19 II

ACTUACIONES FRENTE A LAS CONSECUENCIAS LABORALES DEL CORONAVIRUS ERTE

Una de las medidas mas recurrentes y apropiadas para minimizar los daños directos e indirectos generados por el estado de alerta por pandemia como consecuencia del coronavirus (COVID-19), es acudir a lo establecido en el artículo 45 1, i) del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, procediendo a la suspensión de los contratos de trabajo durante un periodo determinado, a la vista del cierre de los centros de trabajo y la imposibilidad en determinados sectores de acudir al mismo. Motivando dicha medida en base a la causa de “Fuerza mayor temporal”.

Si bien cada situación puede variar el encaje de las medidas a acometer, las posibilidades y actuaciones podrían ser variadas, según se trate de extinciones, suspensiones o reducciones de jornada. Debiendo estudiar cada caso particularmente.

La información necesaria para llevar a efecto las medidas citadas será básicamente la siguiente:

Relación de trabajadores contratados, especificando: antigüedad, categoría profesional, salario, funciones realizadas, situación contractual.

Número de trabajadores incluidos en el expediente de regulación de empleo (especificando si se trata de reducción, suspensión o extinción).

Criterios tenidos en cuenta para la designación de los trabajadores afectados.

Número de centros de trabajo afectados.

Designación del comité de empresa, delegados o representantes de los trabajadores.

Justificación del expediente de regulación de empleo. Motivación del mismo: económica, organizativa, productiva o de fuerza mayor.

Plazo máximo de duración del ERTE:

El procedimiento a seguir viene regulado en los artículos 32 y 33 del Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada, así como en los artículos 47 y 51.7 del E.T.

La existencia de la fuerza mayor alegada por la empresa deberá ser constatada por la autoridad laboral (art 33.3 RD 1483/2012 y 51.7 del E.T.) cualquiera que sea el número de los trabajadores afectados, previo procedimiento tramitado conforme a lo dispuesto en la normativa de aplicación.

Se inicia mediante solicitud de la empresa a la autoridad laboral, conjuntamente a los medios de prueba, motivación del mismo y comunicación a comité de empresa y trabajadores.

La resolución de la autoridad laboral deberá dictarse en el plazo de 5  días desde la solicitud y debe limitarse a constatar la existencia de fuera mayor. (Art 51.7 del E.T.).

Antonio Peña García

apenya@ecoleygranada.es

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.